El transporte escolar desempeña un papel fundamental a la hora de proporcionar una movilidad fiable a las comunidades y reducir la congestión del tráfico y la contaminación. El avance de la tecnología de los vehículos eléctricos (VE) ha hecho posible que incluso los autobuses escolares realicen sus rutas sin gasolina, lo que se ajusta al objetivo de un transporte público sostenible. La transición a los autobuses escolares eléctricos ofrece multitud de ventajas. Sin embargo, ¿cómo pueden los distritos escolares y las autoridades de transporte embarcarse en este viaje electrizante? En esta guía, exploraremos los pasos para electrificar su flota de autobuses escolares, centrándonos en la evaluación de las rutas de autobuses escolares existentes para elegir las adecuadas para la autonomía de los autobuses escolares eléctricos.

1. Planificar el futuro de los autobuses escolares eléctricos

Anticipando que los autobuses escolares eléctricos constituirán una parte significativa de su futura flota, es esencial preparar ahora sus instalaciones para la infraestructura de carga de VE. Deben tenerse en cuenta tareas como la excavación de zanjas, la instalación de conductos, la colocación de interruptores y transformadores. Si aborda estos elementos con antelación, podrá minimizar las interrupciones y los costes futuros cuando amplíe su flota de autobuses eléctricos. Incluso si empieza con unos pocos autobuses escolares eléctricos, planifique dónde estará su flota dentro de una década o más.

Heliox Mobile 50kW cargando un autobús escolar eléctrico.

2. Póngase en contacto con su empresa local de servicios públicos

La transición a los autobuses escolares eléctricos significa que su empresa local de servicios públicos desempeñará un papel fundamental en el suministro de energía para su flota. Colabore con su compañía eléctrica en las primeras fases del proceso para evaluar los requisitos energéticos y las posibles mejoras necesarias para su centro. Muchas compañías ofrecen tarifas especiales para la recarga fuera de horas punta, lo que puede suponer un ahorro de costes. Establecer una relación sólida con la compañía eléctrica puede agilizar el proyecto y reportar beneficios a largo plazo.

3. Mantener el compromiso de las partes interesadas

La electrificación de una flota de autobuses escolares implica a varias partes interesadas, como fabricantes de autobuses, proveedores de hardware de carga de VE, desarrolladores de software, diseñadores de emplazamientos e instaladores. Mantener la alineación y la responsabilidad entre todas las partes es crucial. Asegúrese de que todo el mundo participa en el proyecto para evitar problemas de compatibilidad o implementación en el futuro. La colaboración y la comunicación abierta son fundamentales para el éxito de la transición a los autobuses escolares eléctricos.

4. Evaluar las rutas de autobús escolar existentes

Conocer la autonomía de los autobuses escolares eléctricos es crucial para planificar su despliegue. Evalúe las rutas de autobuses escolares existentes para determinar cuáles entran dentro de la autonomía de los autobuses escolares eléctricos. Calcule la distancia que cada autobús puede cubrir con una sola carga en su entorno específico. Esta evaluación ayudará a identificar las rutas que pueden ser atendidas cómodamente por autobuses escolares eléctricos.

5. Selección de cargadores de CA frente a los de CC en función del análisis de la ruta

A la hora de determinar la infraestructura de recarga adecuada, el análisis de la ruta es fundamental. Las rutas con distancias más cortas y horarios predecibles pueden ser adecuadas para cargadores de CA (corriente alterna). Los cargadores de CA suelen ser más lentos pero más económicos de instalar. Por otro lado, las rutas con distancias más largas u horarios ajustados pueden beneficiarse de los cargadores rápidos de CC (corriente continua). Los cargadores de CC ofrecen capacidades de carga rápida, garantizando que los autobuses puedan recargarse rápidamente durante las pausas o en el depósito, permitiendo operaciones eficientes.

Siguiendo estos pasos y centrándose en la evaluación de las rutas de autobuses escolares existentes para determinar la mejor opción para la autonomía de los autobuses escolares eléctricos, puede encaminar su distrito escolar o autoridad de transporte hacia un transporte de estudiantes sostenible y eficiente. Los autobuses escolares eléctricos no sólo benefician al medio ambiente, sino que también contribuyen a que los barrios sean más seguros y tranquilos, creando un futuro mejor para nuestras comunidades.

Hable con un experto en recarga de vehículos eléctricos de HelioxDescargue nuestro informe sobre camiones eléctricos
Compartir esta entrada
Descargue nuestro informe sobre camiones eléctricos
No se ha encontrado ningún artículo.
Compartir esta entrada

Manténgase al día

Proporcione su correo electrónico para recibir notificaciones sobre las nuevas publicaciones del blog

Suscríbete a nuestro blog